Para muchos familiares (usualmente directos) suele ser una sorpresa enterarse que en el testamento hubo cambios de última hora hechos por el difunto y que una parte de su herencia fue para otra persona o personas totalmente fuera de su conocimiento.

Incluso el desconcierto puede ser aún mayor cuando los “nuevos” beneficiarios son personas que tuvieron una relación de confianza con el difunto y estaban en posición de controlar las diferentes situaciones financieras y médicas del mismo.

Este tema legal en varias ocasiones es muy difícil de probar, ya que requiere de investigaciones profundas y pruebas. Pero si tiene usted una sospecha es importante conocer e informarse sobre qué es y en qué constituye una influencia indebida antes de presentar una demanda.

¿Qué es la influencia indebida?

La influencia indebida es una causa de acción legal que se utiliza para cuestionar la validez de un documento testamentario (última voluntad y un testamento) y escrituras debido a que una persona en especial (puede ser esta un pariente, amigo o cuidador) influyeron para que cambie, reemplace, quite o agregue a alguien en especial en dichos documentos.

¿Qué constituye una influencia indebida?

Una persona que sospeche de una influencia indebida debe impugnar el testamento en un tribunal de sucesiones después de la muerte de un familiar. Las leyes varían de estado a estado, pero en general, para ganar una demanda en la que se declara que un testamento se escribió bajo una influencia indebida, la persona que presenta la demanda generalmente debe demostrar que:

  • En el testamento se dejaron los bienes de una manera que no era lo que se esperaría; en otras palabras, los familiares cercanos no los heredaron.
  • Hubo una “relación confidencial” entre el titular del testamento y la persona que ejerció la influencia. Estos casos se suelen dar en instancias de médico-paciente, cuidador-anciano, abogado-cliente, etc.
  • El testador era susceptible a una influencia indebida. A menudo, las acusaciones de influencia indebida van de la mano con los cargos de que la persona no se encontraba lúcida al momento de redactar su testamento.
  • Una persona en especial se aprovechó del testador y se benefició de la voluntad a través de medios inadecuados.

Usualmente, todos estos factores señalarían que se aprovecharon de una persona vulnerable, es decir; que el testador fue una persona mayor, frágil y que sufría de alguna enfermedad mental. Sin embargo, existen varios casos en donde han habido personas de diferentes rangos de edad que fueron víctimas de una influencia indebida de acuerdo con su capacidad física o intelectual.

Después de lo señalado anteriormente y donde usted ya conoce los diferentes conceptos y se ha familiarizado con el tema; es importante preguntarse si usted o un familiar necesita la respectiva guía jurídica para tratar un caso de influencia indebida.