La mayoría de edad en el estado de Florida es de 18 años. Esto significa que cuando una persona alcanza dicha edad, obtiene casi todos los derechos legales que tienen los adultos. Algunos de ellos incluyen el derecho a votar y obtener una licencia de conducir sin permiso de los padres.

Sin embargo, hay muchas personas, a pesar de tener la mayoría de edad, que no pueden hacerse cargo de ellos mismos debido a que sufren de una enfermedad física o mental o simplemente han llegado a una edad tan avanzada que se les hace imposible seguir con su vida diaria de una manera normal.

Una tutela es importante en ese momento, ya que puede permitirle proteger a un ser querido que no puede cuidar de su propia salud física o financiera. Si conoce a alguien con necesidades especiales o alguien que necesita atención y orientación, una tutela puede ayudarlo a cuidar de esa persona.

¿Qué es una tutela?

Una tutela es un procedimiento legal en el cual se nombra un tutor para ejercer los derechos legales de una persona incapacitada o un menor de edad.

Según la ley de Florida, existen dos formas de tutelas:

  • Tutela de menores: El tribunal designa a un tutor de menores en circunstancias donde los padres mueren o quedan incapacitados, o si un niño recibe una herencia producto de una demanda o póliza de seguro que excede la cantidad permitida por el estatuto.
  • Tutela de adultos: Este es el proceso mediante el cual el tribunal determina la capacidad de un individuo para tomar decisiones. Si estas son poco lógicas o normales, el tribunal otorga el derecho de tomar decisiones a otra persona.

También, la ley de la Florida permite tutelas voluntarias e involuntarias. Se puede establecer una tutela voluntaria para un adulto que, aunque mentalmente competente, es incapaz de administrar su propio patrimonio y que voluntariamente solicita la cita ante el tribunal.

¿Qué es un tutor?

Un tutor es una persona designada por un tribunal para tomar decisiones personales y/o financieras sobre un menor o un adulto con discapacidades mentales, físicas o en algunos casos, ambas.

¿Qué hace un Tutor?

  • Tiene autoridad sobre el dinero de la persona tutelada.
  • Ejerce los derechos que le han sido delegados para elegir la prestación de servicios médicos, mentales y personales.
  • Determina el lugar y tipo de entorno más adecuado para la vida de la persona a la que cuida.

En la Florida, existen varios estatutos y reglas que describen los deberes y obligaciones de los tutores y abogados, así como del tribunal, para garantizar que estos actúen en el mejor interés del menor o la persona adulta que presuntamente está incapacitada.