El deseo de todo padre o madre es mantener a la familia unida y feliz. Sin embargo, cuando uno o ambos fallece, el dolor por perder a un ser cercano y querido hace que la relación entre familiares se ponga un poco tensa debido a los diferentes repartos y herencias que éstos dejaron.

¿Cómo surgen las disputas de sucesiones?

Las disputas de sucesiones usualmente surgen debido a varios problemas, entre los más comunes tenemos:

  • La herencia no ha sido bien especificada y los diferentes actores de la misma (herederos) no se ponen de acuerdo en cómo ejecutarla o no están satisfechos con lo que el familiar fallecido les dejó.
  • Disputas familiares entre la familia directa y la familia política del fallecido.
  • El reparto de la herencia dentro del testamento no es claro y deja muchas cosas a la interpretación de los herederos.
  • Adición de personas al testamento de última hora sin la previa comunicación al resto de herederos (influencia indebida).

Para este tipo de problemas, en Estados Unidos se cuenta con las diferentes leyes de derecho patrimonial y una de sus funciones, exactamente, es poner en duda la legalidad o veracidad de la última voluntad o testamento de la persona fallecida presentando un litigio de sucesión.

¿Qué es el litigio de sucesión?

El litigio de sucesión es el proceso en donde se puede impugnar una disposición o una adición de la última voluntad y testamento, la designación del representante personal o todo el contenido de la última voluntad y testamento de una persona fallecida.

Los hechos de cada disputa definirán la causa exacta de la acción (por ejemplo, falta de capacidad mental, influencia indebida, coacción, interferencia intencional con una expectativa y/o firma indebida de la voluntad) que debe ser procesada o defendida.

El período de tiempo requerido para que un ejecutor de la Florida de como ganador a los beneficiarios de un patrimonio y cierre el proceso de sucesión varía considerablemente.

El proceso puede concluirse en semanas para un patrimonio simple, ya que, es elegible para una sucesión informal. Sin embargo, podrían pasar varios meses para que una sucesión simple pase por el proceso de sucesión formal. El ejecutor del patrimonio, o representante personal, probablemente necesitará un año o más para completar el proceso de sucesión para un patrimonio complejo.

Para evitar este tipo de casos es necesario que tanto la última voluntad o el testamento sean bien claros al respecto de los diferentes bienes y quienes serán los beneficiarios. También es importante compartir estas decisiones con el núcleo familiar cercano o con los herederos, informándoles cual es el pensamiento de su persona acerca de sus bienes y lo que desea que suceda después de su muerte.